Tengo que luchar contra las ganas de correr hacia ti y decirte que me abraces y no me sueltes, que me saques de aquí.
Pero ya no eres el héroe.
Y yo nunca fui la bella princesa.

Una persona, como cualquiera.

Me gusta tomar café sola y leer a solas. Me gusta viajar en el autobús sola y caminar sola a casa. Me da tiempo para pensar y poner mi mente libre. Me gusta comer sola y escuchar música a solas . Pero cuando veo a una madre con su hijo, una mujer con su amante, un amigo que ríe con su mejor amigo, me doy cuenta de que a pesar de que me gusta estar sola, no me apetece estar sola. El cielo es hermoso, pero la gente está triste.Sólo necesito a alguien que no va a huir.